jueves, 30 de abril de 2009

Emergencia sanitaria: entre la influenza y un sistema de salud deficiente

Con la emergencia sanitaria por influenza porcina, los mexicanos nos preguntamos amargamente ¿cómo es posible que México sea el único país que reporta muertos por esta enfermedad que además es curable?, ¿qué pasa con el sistema de salud público, cuando para muchos es la única opción para enfrentar la fiebre porcina?
(...)
Como parte de las políticas devastadoras del gobierno que tienen que ver son la crisis sanitaria, está la de los Laboratorios de Biológicos y Reactivos de México (BIRMEX), empresa de participación estatal mayoritaria productora de la vacuna contra la influenza, que desde finales de 2007, advirtió un escenario de posible amenaza de pandemia por influenza, así como un déficit de dosis necesarias para atender el mercado nacional en un contexto de crisis.

Para resolver la falta de infraestructura, Birmex sugirió a la Secretaría de Salud, desde 2006, comprarle a laboratorios Sanofi Pasteur, empresa francesa líder en el rubro, la planta de farmacéuticos en Cuatitlán Izcalli, Estado de México con un valor de 244.4 millones de pesos, y conformar una alianza estratégica para producir la vacuna .

Sin embargo, el gobierno decidió que lo mejor era no apoyar a este organismo y que resultaba más rentable comprar las vacunas a esta misma empresa francesa. Birmex sólo se encargaría de mezclar, llenar, etiquetar y empaquetar la vacuna, es decir, más que un laboratorio productor sería una maquila . Estas medidas han hecho que México gaste millones de pesos en este renglón y que sea totalmente dependiente de las farmacéuticas trasnacionales.

nota completa en:
http://www.movimientoalsocialismo.com.mx/index.html

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada